RELEVO GENERACIONAL

Toda una vida trabajando, creando y haciendo crecer tu empresa, tu proyecto, pero hay un momento en el que uno nota que toca es tiempo de retirarse gestionar un cambio y afrontar el relevo generacional.

En momentos así surgen muchas dudas porque no es fácil pasar el testigo de la labor de toda una vida, existe el miedo a lo desconocido, a confiar en como otros puedan manejar la tan querida empresa. Entiendes la necesidad de cambio pero por un lado es difícil saber si se está preparado para afrontarlo, porque hay que confiar en la cadena de relevo y por otro lado se genera incertidumbre y miedo entre los empleados de los que es importante recibir el compromiso en este proceso.

Para afrontarlo en primer lugar es importante entender que afecta a todos los miembros de la organización por lo que prepararlo y asesorarse bien es fundamental. En un momento tan transcendental el papel que juega cada uno es casi siempre confuso y precisa trasladar confianza y establecer una buena comunicación.

Planificar y organizar este proceso es muy importante para lograrlo con éxito.

Existen muchos factores que cuidar. Pero quiero destacar cinco:

  • Reforzar el mensaje de propósito, misión visión y objetivos de la empresa.
  • Impulsar los valores que han hecho llegar hasta allí.
  • Fomentar la comunicación intergeneracional. Generar una buena y transparente comunicación disipará los miedos y hará entender la necesidad de evolucionar.
  • Valorar la contribución de cada uno, especialmente la del nuevo líder.
  • Activar la motivación, la capacidad de aprendizaje y el emprendimiento de los equipos de trabajo.

Motivar a los empleados a emprender con ilusión este proceso para que acepten y se involucren en la sucesión, es fundamental.

Los principales puntos en los que reforzar la motivación según mi experiencia son:

  • Aceptar el cambio. Ver lo positivo del proceso que va a adaptar la realidad del legado a los nuevos tiempos.
  • La importancia del equipo. Cada uno tiene un papel que desarrollar con pasión. Aceptar la diversidad y las características de las distintas generaciones.
  • Reconocer el talento de la parte saliente y apoyar al nuevo líder, su visión y valores de liderazgo, ya que su papel va a ser definitivo en el triunfo del proceso.
  • Impulsar a las metas de la organización desde el respeto a las tradiciones y la adaptación al cambio.
  • Asumir el proceso como una adaptación del modelo de negocio a los tiempos presentes y futuros.

El mundo es cambiante, todo es impermanente y como dijo Darwin,

«La especie que sobrevive no es la más fuerte, ni la más inteligente, sino la que mejor se adapta al cambio» .

Si quieres profundizar el las fases de este proceso de cambio, te recomiendo este artículo donde puedes encontrar buenos ejemplos de empresas que han afrontado con éxito el relevo generacional.

¡Muchas gracias!


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies